Cuando los chicos transexuales comenzamos el tránsito solo pensamos en cuando nos saldrá la barba y en cuando podremos operarnos el pecho, sobre todo los que tenemos el pecho muy grande.

En mi caso, yo tenía una talla 110 y una copa C, para quien no conozca de tallas, ¡es muchísimo!

Si quieren saber lo que significa eso para nosotros y porque en vez de operarnos porque nos apetece, nos operamos por necesidad, les aconsejo lean esto que publiqué hace ya un tiempo:

http://alvaromartinmoreno.com/con-tetas-no-hay-paraiso

Actualmente, las mastectomías si se recogen dentro de las intervenciones cubiertas por la sanidad pública en la Comunidad Autónoma de Canarias. Para quién no sepa que es una mastectomía, se llama así a la operación en la que se produce la extirpación quirúrgica de una o ambas mamas de manera parcial o completa. En nuestro caso es una mastectomía bilateral subcutánea, es una labor de un profesional especializado en cirugía estética y reparadora, muy importante saber esto porque a veces te encuentras con cirujanos que comparan nuestra operación con la intervención de un cáncer de mama y en ese momento me recorren escalofríos por todo el cuerpo al escucharles comparar dos operaciones que no tienen nada que ver y con una gravedad tan diferente, además se debe masculinizar el torso, no solo es extirpar y eso es algo que muchoxs cirujanxs deberían tener en cuenta porque están realizando verdaderos desastres.

Seguro que están pensando en cómo es la operación.. Les explico…

Hay tres tipos de intervención pero se suelen utilizar sobre todo dos.

La técnica periareolar, ésta se realiza cuando el pecho es pequeño. Consiste en practicar una incisión alrededor de la areola, a través de la cual se extrae el tejido glandular. Esta técnica permite que las cicatrices sean mínimas. 

Y la técnica de injerto libre: esta técnica quirúrgica se escoge cuando las mamas son realmente voluminosas o cuando el cirujano estima que será la mejor opción para conseguir un resultado final óptimo, las areolas se injertan para asegurar la supervivencia de las mismas. En este caso, habrá una cicatriz horizontal, de longitud variable, localizada por debajo de las areolas.

También existe la técnica periareolar ampliada: Básicamente consiste en realizar la incisión periareolar que se amplía hacia la zona de la axila. En este caso, las cicatrices son más evidentes que en la técnica citada anteriormente, aunque con el tiempo pueden quedar disimuladas por el vello. Como decía esta técnica ya casi no se realiza.

Además la masculinización del torso se realiza con varias técnicas añadidas como por ejemplo liposucción de la grasa lateral bajo la axila, recorte de la aerola y del pezón, colocación del pezón de forma más diagonal, realización del corte justo en donde se marcan los pectorales, etc…

Es importante que no dejen nada de glándula para que así no tengamos riesgo de cáncer de mama y dejen el pecho liso y uniforme que haga sentir que por fin borraron la capa exterior y ahora se ve el pecho que siempre sentimos tener…

En mi caso fue una técnica de injerto libre, cuando salí de la operación me quemaba y dolía un poco la zona pero nada grave y según lo comuniqué me pusieron más calmante por la vía, nunca sentí un dolor muy grande y eso que quitaron más de 5 kilos de masa de mi pecho y la cicatriz sale desde debajo de cada axila hasta el centro del pecho. Me dijeron que no tendría sensibilidad en los pezones y sin embargo tengo hiper sensibilidad en ellos y no se pueden imaginar como adoro que me toquen el pecho y tocarmelo, así como estar sin camiseta, ¡estaría sin ella todo el día!

Después de la operación primero tienes que realizarte unas curas muy sencillas, luego puedes ponerte unas bandas con pegue para regenerar las cicatrices y por último aceite de rosa mosqueta para hidratar y cuidar la zona, después de casi tres años sigo masajeando la zona con crema por las noches y sienta genial para la elasticidad y la apariencia de las cicatrices que bien cuidada casi no se notan y aunque se noten siempre he dicho que “no hay guerrero sin cicatrices”

A pesar de toda esta explicación, la lucha debe continuar, merecemos respeto y tener la libertad de ser como somos, personas con cuerpos diversos que si queremos modificar algo de esos maravillosos cuerpos sea por gusto, porque nos vemos mejor así pero no porque el resto nos diga lo que debemos tener para ser hombres o para ser mujeres.

Sueño con el día en que sin modificar nada de nuestro cuerpo ni de nuestra forma de vivir nos podamos identificar como realmente sentimos sin juicios ni discriminaciones y sobre todo sin violencia.

Si estás pensando en pasar por una mastectomía o te quedaste con dudas deja tu consulta por aquí o escríbeme a info@alvaromartinmoreno.com

¡Te avisaremos de todas las novedades: Artículos, prensa, charlas, cursos, etc!

Te has suscrito correctamente.