El 13 de Diciembre comenzó una pesadilla que se dilata en el tiempo…

Para quién aún no lo sepa, mi madre lleva ingresada en la UMI del hospital Dr. Negrín 2 meses, 63 días… ¿Por qué? Por una infección bacteriana que cogió después de una operación de un juanete realizada hace más de un año y que al volver a operar este año, porque la habían dejado mal, provocó una sepsis , entró al hospital con un shock séptico poquito antes de comenzar a celebrar la Navidad, con el respirador al 90 % mientras el equipo de profesionales sanitarixs me decían que no tenían mucho margen porque no podían casi moverla y que tampoco estaban segurxs de que tenía porque creen que mi madre tiene algún problema del sistema inmunitario que quizás ni siquiera se haya estudiado aún. Después de operarla en dos ocasiones, de recibir noticias dispares todos los días y pensar infinitas ocasiones que me iba a quedar sin madre, he decidido escribir esto con la esperanza de que mi madre lo lea cuando se recupere y por si estás pasando por algo parecido a mi y te ayuda.

 

Mamá, no sé a dónde miro más, si a tu carita o al monitor que tienes conectado al lado, no dejo de pedir que la tensión se te baje y puedas despertar tranquila, (me olvido de que tú nunca estás tranquila, eres un fueguillo) , no dejo de mirar las pulsaciones porque sé que si tu pulso se altera puedes estar sintiéndote incómoda, con dolor o muy nerviosa…Sé que estás en el mejor lugar del hospital tal y como está tu situación, sé que si no hubiéramos llegado a tiempo no estarías aquí y que las máquinas fueron tu soporte cuando tú ya no podías más…Pero ahora te veo luchando tanto, te veo tan fuerte, que lo siento, soy egoísta y te pido que no te rindas por favor…

En momentos he pensado que si tuviera la oportunidad de ponerme en tu lugar me pondría, no porque no valore mi vida, si no porque sé mejor que nadie todo lo que has sufrido en esta vida y todas las cosas lindas que te quedan por vivir..¡Ay, mamá! ¡Me las estás devolviendo! Las noches sin dormir que te has pasado por mi, los nervios, las lágrimas, ¡todo! Has estado a mi lado en todas mis operaciones, has estado a mi lado cuando nadie lo estuvo, nunca has soltado mi mano y por eso yo cada vez que nos dejan entrar lo primero que hago es coger la tuya y decirte que estoy aquí, a tu lado…No puedo luchar por ti, al final esto demuestra una vez más que estamos solxs y que para lo bueno y para lo malo es unx quién se lo come todo…Pero te acompaño y te apoyo, siempre lo hago y siempre lo haré.

Dicen que duele mucho lo que le pase a un/a hijx pero ¡como duele ver a una madre así! 5 días antes de que mi hermana me llamara a Tenerife, (porque estaba viviendo allí), había estado aquí en Gran Canaria enfadándome contigo por no parar quieta, tenías que hacer reposo y ¡estabas con la silla de ruedas como si fueras a inscribirte a los juegos paralímpicos! Y de repente llegué a casa después de esos días y estabas gritando de dolor, casi sin poder moverte y perdiendo la cabeza… No entendía nada, al igual que ahora no entiendo porqué nos está pasando esto.. Supongo que ninguna familia de las que están acompañando en la UMI lo entiende.

Estoy aprendiendo muchas cosas mami, tú sabes que tu hijo fue muy bien educado por ti y que soy muy curioso, así que me estoy haciendo un máster express en enfermería porque todo lo pregunto, estoy aprendiendo a tener paciencia, aunque a veces echo de menos que no haya lugar donde comprarla, estoy aprendiendo que pasar por el hospital es duro pero también es necesario para ser consciente de la suerte que tenemos cuando tenemos salud y cuando tenemos a nuestros seres queridos sanos. Seguimos viviendo de manera rutinaria, con un ritmo frenético, pensando que tenemos todo el tiempo del mundo para hacer todo lo que queramos y ¿saben qué? ¡Que eso es MENTIRA! Que cuando menos nos lo esperemos puede pasarnos algo o a las personas que queremos y por eso por favor, quieran mucho, aprendan a cuidarse, a respetarse, a valorarse, hagan todo lo que deseen hacer sin dañar a las demás, digan lo que sienten, no tengan vergüenza ni miedo, no se queden con remordimientos, digan a las personas que quieren cuánto les importan, cuánto les quieren, todo lo bonito que piensen de ellas, regalen flores mientras estén vivas, dejen de aparentar…

Vale más un detalle en vida que mil cuando ya no hay tiempo…No se tarda tanto en escribir ese whatsapp, en realizar esa llamada, en quedar y dar ese abrazo que hace tanto que no damos…Tómate un respiro y ámate todos los días, no te acuestes enfadadx y levántate agradecidx por otro día más…Porque el presente se llama así porque es un regalo.

Mamá, quedan muchas cosas por escribir pero para empezar así está bien, como tú dices, no hay que ser pesadx… Te estoy esperando, sigue así, lo estás haciendo muy bien, yo confío en tu fortaleza y tú sabes que nos quedan mil aventuras por vivir juntxs. ¡Te quiero!

¡Te avisaremos de todas las novedades: Artículos, prensa, charlas, cursos, etc!

Te has suscrito correctamente.