Mis piernas…
Nunca me gustaron mis piernas…
Las tengo gordas y peludas, las acompañan mis pies planos, las uñas duras de esas que se entierran, la celulitis en los muslos y en el culo y una gran hilera de varices…
Pero mira tú por dónde que de un tiempo para acá lo que me dijeron que era feo ahora yo lo veo extraordinario…
Así que si, mis piernas, mis piernas desnudas, únicas, irrepetibles que me ayudan a caminar y a soportar todo este peso, mis piernas preciosas llenas de aciertos y de errores pero siempre mis piernas…
Mi barriga y mi pecho…
Dos zonas que me hicieron odiar…
Una porque me situaban en el género incorrecto y otra porque me hacían ser menos que los demás…
No siento malestar por ninguna de esas partes ahora, a veces hasta echo de menos mis tetas, (así mismo si) pero automáticamente la gente me veía como una mujer solo por tenerlas, así que me operé y me las quité, aún sigo trabajando la zona con mucho amor para que todo fluya como debe y para que mi cuerpo entienda que lo amo…
Por eso, no me voy a operar de la barriga, aunque en su tiempo lo pensé, porque las cosas se reparan de dentro para fuera, porque mi sobrepeso hay que sacarlo de mi vida por salud y no por estética, porque si sano mi alma mi cuerpo cambiará y mejorará…Pero cada día me importa menos lo que piensen de mí ya sea por mi barriga, por la ropa que llevo o por si me maquillo…
¿Y saben por qué?
Porque nada de eso te hace ser mejor o peor persona, nada de eso te hace más o menos hombre pero juzgar a les demás, discriminar, cuestionar y violentar a las personas como yo…¡Eso sí que te hace peor persona!
¡Me encanta como me he construido y como me sigo construyendo porque la identidad va evolucionando y sale de dentro de nosotres!
Siento una luz que va iluminando todos mis rincones más oscuros, voy aprendiendo a mirarme con cariño y a dejarme fluir, experimentar y reflexionar mucho sobre quién soy y que quiero de la vida …
Me he comprado maquillaje porque después de hacer este reportaje pensé que quizás era hora de seguir mis consejos y romper con el sistema…Ya lo hice cuando deje de utilizar la prótesis de bulto porque a mí un pene no me hace más hombre…Igual pasa con esta foto…
¡Sigo siendo yo, sigo siendo hombre, sigo siendo Álvaro y me quiero, me valoro y me respeto…!
¿Y tú? ¿Puedes decir lo mismo?

Fotografías: Laura Campo

¡Te avisaremos de todas las novedades: Artículos, prensa, charlas, cursos, etc!

Te has suscrito correctamente.