¿Alguna vez te planteas la suerte que tienes tan solo por el hecho de haber nacido en estos últimos 30 o 20 años o por haber crecido en territorio español?
¿Alguna vez te has planteado como es posible que tengamos una ley que nos proteja de los delitos de odio? ¿Como pudimos llegar a tener nuestra documentación correcta o protocolos educativos y sanitarios que nos reconozca nuestros derechos trans? 
Si no has hecho nada de esto, hoy es el día , hoy rememoramos a todas esas personas trans que lucharon y perdieron la salud y la vida porque nosotres estemos en el punto en el que estamos. Muchas de ellas ni siquiera lo sabían, sólo querían que las dejarán en paz y vivir en libertad pero otras ya miraban al futuro con ganas de que les niñes no pasarán por lo mismo.
En mi caso, cuando empecé a colaborar con asociaciones y empecé a conocer la historia del colectivo LGTBiQ+ sentí que algo dentro de mí se encendía , se llamaba activismo, luego con el paso del tiempo y de conectar con muchas mujeres trans mayores entendí que era una deuda moral y un acto de gratitud hacia ellas.
A día de hoy, mi discurso es bien diferente del de la mayoría de mujeres trans mayores, cuando las escucho hablar sobre los cuerpos, sobre los genitales, sobre los cambios de sexo, uff, me revuelvo pero empatizo y pienso: cuanta transfobia hay en sus palabras, cuánta desinformación porque yo, privilegiado de mi, he tenido tiempo y oportunidad para formarme y cuidar mi lenguaje, pero ellas bastante han hecho con salir para adelante y no morir en el intento como dice mi querida Isabel Torres.
Así que hablemos como hablemos creo que es importante unir a mayores y a jóvenes, a trans binarias y no binaries y sumar y aprender… Respetando para enseñar a respetar con el ejemplo, dando amor porque es mucho más potente que el odio, enfrentando la violencia con fortaleza, denuncia y un trabajo emocional y mental diario para no rompernos, creando una red de apoyo que siempre nos sostenga para no caer…
Eso es lo que ellas, las que ya no están y las que ya no tienen fuerzas para luchar quieren ver y yo creo que se lo debemos…
Hoy es un día agridulce porque no todo está conseguido y porque las mujeres trans que fueron las primeras en salir a la calle a que les partieran la cara por la igualdad , siguen siendo las más estigmatizadas y violentadas por la sociedad. Pero la juventud viene pisando fuerte y sé que podrán con esto, que unirán a la gente buena y derrotarán al odio, a la resistencia y a la violencia con amor, empatía y respeto.
No hay feminismo sin las trans y no hay trans sin feminismo, entiendan que estamos juntas en esto y que no hay más enemigo que el patriarcado y el machismo, porque todes lo que buscamos es la libertad y la igualdad real, las que nos llevarán a poder ser nosotres mismes y con eso a la auténtica felicidad. 
¡No te rindas, ellas nunca lo hicieron!
¡Va por ustedes! ¡Gracias Marsha P.Jhonson, gracias Sylvia Rivera, gracias Cristina Ortiz, gracias Paca la Piraña, gracias Jara…Gracias a todas! 

¡Te avisaremos de todas las novedades: Artículos, prensa, charlas, cursos, etc!

Te has suscrito correctamente.