Hoy celebramos el día del amor pero si leyéramos un poquito su historia y nos parásemos a pensar no sé yo si celebraríamos mucho o nos enfadaríamos por todo lo que hay detrás de su historia y por empujarnos otra vez al consumismo un día más…

Durante la antigüedad se celebraba en Roma una fiesta pagana dedicada a la fertilidad, llamada Lupercalia. Siglos más tarde, en el año 496, el papa Gelasio I prohibió la celebración de Lupercalia e instauró el 14 de febrero como día de la fiesta de san Valentín. Años más tarde, el rey Carlos VI de Francia, creó la Corte del Amor, mediante la cual, el primer domingo de cada mes y durante el Día de San Valentín, se efectuaban una serie de competencias en los que los participantes competían para conseguir pareja entre las doncellas cortesanas. 

Pero ya que lo celebramos y nos hemos convertido en unas personas románticas te vengo a explicar algo muy importante. El amor no es lo que nos han vendido, no es poseer, no es depender, no es amarrar ni controlar.. El amor es libertad, respeto, confianza, el amor es luz y veo mucha oscuridad en las parejas.

Nos hemos dejado embaucar por las canciones, las películas y los comentarios de la calle, como siempre las mujeres se han llevado la peor parte, escuchan frases como «No dejes mucho tiempo al hombre solo» , «Se te va a pasar el arroz» , «El amor es aguantar» , «Sal con tus amigas, yo te dejo» , «Nadie te va a querer como yo» , «Sin ti me muero» , etc… El otro día mismo un chico me escribió para asesorarle y tenía una frase en su perfil de whatsapp que me dolió mucho leer, decía : «Sin ti me mato, tú eres mía, yo no comparto» 

¿Eso es amor? ¿De verdad que no se dan cuenta? A mi un tío me escribe eso y salgo corriendo, ¡vamos! Porque el problema no es que se mate él, es que normalmente primero te mata a ti y luego lo hace él.

Y no estoy diciendo que este chico lo vaya a hacer, pero su respuesta no puede ser, ¡es solo una canción! ¿Esto de quién es culpa? ¡Del sistema! Que sigue alimentando al monstruo del machismo, al heteropatriarcado, que sigue generando violencia para lucrarse de nosotrxs…

No podemos permitir seguir cantando canciones con mensajes como esos, ni viendo películas que nos hagan sentir que si estamos solterxs somos unas personas fracasadas o que para conseguir el amor de alguien hace falta poco más que hacer la vuelta al mundo en 80 días… No podemos permitir que nuestra pareja nos diga qué tenemos que hacer, nos diga qué hacer con nuestro cuerpo y con nuestra vida. ¡Se acabó!

El otro día hablaba con una amiga sobre los momentos en los que aún queriendo a tu pareja piensas en lo feliz y lo bien que estabas solx y le decía ¡eso es maravilloso! ¡es lo correcto! Mantener nuestra individualidad, ser consciente de lo bien que estamos solxs y reflexionar sobre si la pareja compensa la complejidad que tiene cuidar una relación. Cuando hacemos todo este proceso y el resultado es positivo es un subidón y cuando el resultado es negativo nos sentimos libres y somos responsables de tomar decisiones y volar de esa vida que no nos hace felices. 

Las personas que están en tu vida deben sumar, nunca restar, lee esto bien pues es una regla básica para ser feliz.

Hoy, mira a tu pareja, analiza tu relación, el amor se cuida y se alimenta, ¿puedes hacer algo mejor? ¿puede hacerlo la otra persona? ¡Háblalo! Dile lo que sientes, dile todo lo que hace bien, por ejemplo cuando te agarra la mano porque sabe que el momento te está sobrepasando, cuando te aconseja con la mejor de las intenciones, cuando te enfadas con la vida e intenta calmarte o cuando te portas mal y te para los pies, cuando te habla con dulzura y cariño como si de un niñx se tratara, cuando comparten momentos y se ríe tanto contigo que parece que le va a dar algo, cuando decide colocarse en primer lugar y te demuestra una vez más cuanto se respeta y que sana es su relación, cuando discute contigo pero siempre termina dialogando y aprendiendo lecciones juntxs, cuando besa cada poro de tu piel, tus estrías, tus chichas, tus cicatrices y te dice que adora cada espacio de tu cuerpo, cuando te ve llorando y te abraza fuerte y te dice que todo saldrá bien aunque ¡no tenga ni p… idea como tú!

Ama a tu pareja pero ámala bien. Y si estás leyendo este artículo y no tienes pareja, ámate pero ámate bien. Haz lo mismo contigo mismx. Regálate una escapada, ponte unos pósit por la casa diciéndote lo especial que eres, prepárate una bañera con espuma, tómate algo que te guste mucho, da un paseo, hazte el amor…

¡Hoy y siempre practiquen el amor y acabemos con todas esas mentiras que nos han contado!

¡Te avisaremos de todas las novedades: Artículos, prensa, charlas, cursos, etc!

Te has suscrito correctamente.